TENDENCIAS: MARRÓN

El marrón es el nuevo negro, no digan que no avisé…

Era hora de que este color tan clásico volviese a nuestros conjuntos de todos los días. Tan acostumbradas a la combinación negro-blanco-gris, que hasta nos parece raro recordar que alguna vez los colores terrestres formaron parte de los colores básicos.

A diferencia del negro, que es un color que apaga mucho y, sobre todo, se asocia a días de frío y nublados; el marrón tiene tantas variantes en su gama que nos permite adaptarlo a cualquier outfit de cualquier estación.

Una de las características que tiene este color es su diversidad de tonos, y un secreto que a todos les interesará: a literalmente TODOS nos favorece algún tipo de marrón, tengamos el color de piel que sea.


Empecemos con los más afortunados: Si tu piel se broncea fácil y tu tonalidad es amarilla/verdosa el marrón es el color ideal para hacerte lucir bien en cualquier ocasión y momento del año.

Así se categorizan a las pieles otoño:


Si tenés este tipo de piel y el pelo entre marrón y anaranjado todos los marrones son para vos. La recomendación es que apuestes por un look marrón oscuro de pies a cabeza, o que combines varios marrones entre sí. Por ejemplo, una polera marrón con pantalones cuadriculados en tonos de esta gama, botas negras y un maxi tapado camel.

Si tenés esta piel pero tu pelo es entre castaño claro y rubio, los marrones ideales son los que tienen un dejo de gris. Por ejemplo, esos beige lavados o esos marrones medios y apagados que se confunden con violetas y grises. ¿Cómo usarlo? Tenés la piel ideal para combinarlo con alguna prenda color salmón o rosa oscuro. Podés elegir un vestido midi de seda rosa o salmón y sumarle un tapado boyfriend en beige, y algunas botas tejanas en bordeaux oscuro.

Si tenés piel otoño pero tanto tus ojos como tu pelo son marrones oscuros casi negros, el marrón ideal para vos es el más parecido a tu pelo. Animate a usarlo en un pantalón y combinarlo con alguna camisa o top de color verde seco o azul medio.

Ahora, si tu piel se broncea fácil pero es más dorada y pecosa, entonces sos del tipo de piel primavera:


Si además de tener estas características tu pelo es marrón rojizo o claro, y tus ojos son claros, los marrones apagados son lo tuyo. Siempre intentá combinarlo con colores vibrantes para darte más luz. Probá jugando con naranjas y turquesas. Un outfit podría ser jean blanco, remera negra, blazer marrón claro grisáceo y unas botas naranjas para darle color.

Si tu piel es primavera pero tu pelo es rubio, entonces el camel es el marrón perfecto para vos. Combinalo con pasteles. Mi look favorito: pantalones negros, polera tejida en un celeste pastel y una campera de gamuza en camel.

Si sos de esas pelirrojas de piel dorada y no tan blanca, entonces el marrón medio y el beige son las mejores elecciones. Animate a un traje marrón de pies a cabeza, y sumale accesorios en rojos o rosas claros.

Ahora, si tu piel es de las que se quema y le cuesta mucho broncearse, y tu tono de piel es más frío (rosa/azul)… entonces los marrones que podés usar son siempre los apagados y grisáceos. Sean cuales sean el resto de tus características, siempre intentá que el marrón esté en los detalles y accesorios, y combinalo con violetas, rosas o celestes. Evitá los naranjas y dorados, ya que te apagan y no te favorecen.

La excelente opción para las pieles frías (pieles invierno o verano) es implementar marrones apagados en prendas inferiores, carteras o zapatos. Si llegás a elegirlo para una prenda superior, corroborá contrastarlo con algún accesorio de color como los mencionados antes que te de luminosidad, por ejemplo, una bufanda, pañuelo o, incluso, aros de colores.

(artículo escrito para Lookea)

©2020 by OnlyJustMaria. Proudly created with Wix.com