TENDENCIAS: LA INCOMODIDAD ES LA NUEVA ESTABILIDAD


Hasta hace un tiempo, nos resultaba muy difícil explorar e investigar en asuntos desconocidos.


Conformarse era lo cómodo y quedarse dentro de nuestra zona de confort, más aún.

Como humanos, poseemos una necesidad de control absoluto, por eso es que preferimos mantenernos dentro de nuestro molde y vivir constantemente del pasado, intentando replicar determinados sistemas, todo por ser parte de algo que ya conocemos y de esa forma alejarnos del miedo.


Sin embargo, esta manera de ser y pensar se vuelve algo completamente nostálgico que no nos lleva a ningún lado.

Nos desatamos de este poderoso control, dejando ir ciertos objetos, vivencias y personas que ya cumplieron su ciclo dentro de la vida de cada uno. Así, dejamos de lado el miedo a que todo eso desaparezca y se vuelva efímero.


De esta manera, nos animamos a probar finalmente otros caminos de (des)encuentro y descubrimiento propio.


Hoy en día, salirse del molde, deja de causar tanto miedo y provoca más adrenalina.

A raíz de muchos cambios y gracias a los mismos, nos vemos obligad@s a dejar de lado la comodidad, para entrar en una experimentación constante a lugares que nunca jamás pensamos habitar.


El mundo sin revolución no funciona y lo disruptivo genera placer, así como la incomodidad genera estabilidad.

El juego y la versatilidad se ven completamente reflejados en este concepto, donde ambos son los protagonistas, invitándonos a experimentar, entrando en un círculo vicioso de estímulos que llevan al cambio y la construcción de nuevos sistemas.


Tanto de manera interna, como externa, la incomodidad nos invade poniéndonos a prueba. Está en nosotros decidir cómo vamos a reaccionar para con ella.

Continúa siendo algo difícil de lograr para la mayoría, sin embargo, de a poco, la ruptura de esquemas y cuestionamiento sobre el sistema está cada vez más presente en la vida de cada uno de nosotr@s.

60 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo