TENDENCIAS: GRIETAS

Actualizado: 8 sept 2021

Una grieta es una abertura larga y estrecha que se produce en un cuerpo sólido.

Entendemos que hay distintos tipos de grietas, pero en este caso, nos referimos a aquellas que no se ven de manera externa, sino que se profundizan dentro nuestro.


Las mismas marcan nuestros pensamientos, y nos obligan a negar las contradicciones que nos habitan y nos alejan del mundo exterior para introducirnos a nuestras profundidades personales.

A diferencia de la MULTIPLICACIÓN CONTROLADA, las grietas que abundan nuestro interior no están bajo nuestro poder.


Buscamos escondernos y camuflarnos, cubriéndonos constantemente de capas para no dejar ver lo que hay detrás. Para esconder lo real, para escapar de la vulnerabilidad.

Así como escapamos del afuera, nos resguardamos adentro. Nuestras marcas se transforman en un refugio dentro de nuestra oscuridad. Se convierten en ese patrón repetitivo que anhela desesperadamente la aceptación externa, pero sobre todo la interna.

De igual manera, esto que nos pesa y atraviesa profundamente, nos resulta extrañamente atractivo. Encontramos una línea estética dentro de lo “roto”, donde podemos ser, donde no escondemos nuestras marcas.


Entonces, nos cuestionamos, entre tanta dualidad. ¿Qué simbolizan estas marcas?


Nos encontramos fuertes dentro de nuestra fragilidad.

O en realidad solo es otra de esas capas que siguen escondiendo nuestra identidad.

Esas roturas que elegimos mostrar, terminan siendo el control sobre nosotros que tanto deseábamos. Ya que está en nuestro poder seleccionar y delimitar de manera cuasi perfecta esa grieta que supuestamente nos caracteriza.


Lo importante es dejar que la DISTORSIÓN INCONTROLABLE nos interpele y nos permita finalmente soltar. Dejar que los procesos actúen sobre nosotros y aceptar de manera genuina y natural aquello que nos sucede.

De esta manera, nos replanteamos el mundo interior en el cual vivimos, animándonos a sentir aquello que nos debilita y lo que nos fortalece, para entender y convivir con lo externo. Necesitamos perdernos para encontrarnos, aceptando cada una de nuestras grietas, marcas y cicatrices.


Esta tendencia contradictoria y controladora la visualizamos dentro de la prolijidad en lo imperfecto. Las roturas, lo irregular y lo asimétrico que genera un quiebre pero que así mismo encuentra armonía.


Puede verse tanto en la indumentaria, como en los accesorios, en beauty e incluso en los tatuajes.


146 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo