MENOS JEANS, MÁS PANTALONES


Comenzamos a soñar con la salida a la calle, tal y como la conocíamos hace unos meses.


A la hora de elegir prendas inferiores, la situación mundial nos invitó a sumergirnos en los placeres de los jeans y los joggings.

Sabemos lo complicado que es escapar de esa zona de confort, ya que la elección de estas dos variantes siempre es una salida fácil que nos da seguridad y comodidad. El denim y el algodón son parte de la fórmula secreta que nos sienta bien y nos permite adaptarnos a cualquier plan que se presente.


También entendemos que, muchas veces, queremos innovar sobre nuestro estilo, pero nos es difícil descubrir por dónde empezar.

A raíz de esta necesidad, hoy les compartimos 5 pantalones alternativos que nos invitan al cambio; un cambio que no tiene por qué dejar de ser cómodo y versátil.



1) PANTALÓN DE TRAJE

Esta tipología clásica acompaña la tendencia, propia de los 70s y 80s, que invita a mujeres a incorporar el traje masculino a su guardarropas.


Recordemos que el 2020 se basa en romper reglas y estructuras retrógradas. El uso de las prendas está en manos del consumidor, en vez de en la bajada de línea que nos dan las marcas de moda.

Generalmente, fallamos al creer que fue hecho exclusivamente para combinar con blazer y para ir a trabajar.


Te invitamos a combinar este pantalón recto (en el color que más te guste) con un buzo de capucha, zapatillas clásicas y un tapado oversize largo.

La clave de esta combinación estará en aprender a combinar prendas asociadas a lo formal, con otras vinculadas a lo informal. Incorporando esta fórmula, lograremos un equilibrio perfecto.



2) PANTALÓN DE VINILO

Esta es una elección polémica si la imaginamos en abstracto.


Hoy, les proponemos encontrarle la vuelta al combinarlo de dos formas muy distintas dependiendo si queremos armar un look para día o para noche.


La decisión segura es ir a por el vinilo negro.

Para crear un outfit nocturno podemos combinarlo con un tank top (musculosa o polera) de color, unas botas chunky, un blazer oversize y muchos accesorios que den luminosidad al conjunto.

El desafío estará en adaptar este pantalón para el día. La recomendación está en equilibrar con prendas deportivas. El pantalón de vinilo negro arremangado (esto generará una apariencia más relajada y des-estructurada), lo combinaremos con una remera manga corta oversize con estampa, unas zapatillas deportivas o clásicas y una campera bomber también XL (lo menos brillosa posible).



3) PANTALÓN ESTAMPADO

Ideal y versátil para cualquier estación y evento. Este pantalón es infaltable a la hora de innovar en el mundo de la atemporalidad.


El estampado dependerá del gusto de cada una. Mis tres recomendaciones son las flores en colores apagados, las rayas verticales y bien finitas, y los prints animales.

Sea cual sea tu elección, el tip para una combinación fácil es usarlo con otras prendas lisas y básicas; que el protagonista del outfit sea únicamente el pantalón.

Un ejemplo para el floreado sería combinarlo con una camisa oversize blanca, unas botas clásicas negras o marrones (dependiendo de la tonalidad del estampado), y un sweater de escote redondo que permita asomarse la camisa por el cuello y la cadera.

El pantalón rayado sería el más fácil de combinar, ya que si los colores son neutros y las rayas poco protagonistas, el efecto visual será menos shocking que con otros estampados. Yo recomiendo elegirlo en modelo ‘de sastre’ y, así, animarnos a des-contracturarlo de la siguiente forma: borcegos XL + top manga larga de red + remera oversize negra manga corta + cadenas plateadas + blazer XL.

Si vas por una estampa animal print, la combinación dependerá mucho del tejido del pantalón. Para noche, un reptil de cuero sintético combinado con botas slouchy, un top básico y un tapado boyfriend es una gran combinación que se llevará todas las miradas.



4) PANTALÓN PINZADO DE COLOR

Este es uno de mis favoritos. Recomiendo elegirlo en algún gris claro, marrón o pastel, ya que al combinarlo dará un efecto completamente distinto a que si caemos en el negro de siempre.


Lo interesante de este pantalón es su versatilidad. Dependerá mucho de cómo armemos el resto del outfit.

Para día recomiendo acentuar el efecto globo, metiéndolo dentro de unas botas texanas, agregando un cinturón con hebilla metálica que acentúe la cintura, elegir una remera clásica favorita y meterla dentro del pantalón, y animarnos a sumar un sweater polera crop.

Para noche lo ideal sería combinar este pantalón con zapatos de taco. Yo elegiría unos en punta, pero cualquier otra variante es válida, lo importante es la comodidad. A esto, sumarle un top con brillos o apliques y una campera de cuero XL.



5) PANTALÓN OVERSIZE

Dentro de esta categoría encontraremos mil opciones. Dependerá mucho del tejido, su elasticidad, su rigidez o volatilidad, sus experimentaciones morfológicas y su color.


Siempre que se apuesta por la innovación morfológica yo recomiendo hacerlo en algún color neutro y oscuro: gris, marrón, negro o azul.

Al optar por esta opción, el pantalón overize siempre será el protagonista del conjunto. Por ende, el tip es combinarlo con otras prendas básicas creando un outfit monocromo pero disruptivo en su forma.

Por ejemplo, si se elige un pantalón oversize negro y estructurado en alguna tela deportiva, la combinación ideal estaría en sumar unas zapatillas deportivas, un top de seda y una campera de jean; todo en color negro. En este caso, la clave estará en darle el protagonismo morfológico al pantalón y generar una atracción visual al combinar texturas y tejidos bien diversos y contrastantes.

Sabemos que salirse del jean y el jogging no es fácil, pero las invitamos a probar alguna de estas opciones que se ajuste más a su estilo.


El cambio puede estar en el tejido, la forma, el estampado o el color, haciendo que las variantes sean miles.


(artículo escrito para Lookea)

©2020 by OnlyJustMaria. Proudly created with Wix.com