BLAZERS: CLÁSICOS Y DE COLOR


Hay algunas prendas que son elementales a la hora de tener un guardarropas completo. Tengas la edad o estilo que tengas, un blazer clásico jamás puede faltar.

Como siempre recomiendo, antes de adentrarnos en la compra de prendas que son tendencia, deberíamos enfocarnos en tener un fondo de placard completo. ¿Qué es esto? El fondo de placard es ese grupo de entre 20 y 30 prendas básicas y clásicas que necesitamos para armar cualquier conjunto.


El blazer es uno de esos items. Pero, no cualquier blazer aplica. A la hora de comprar uno clásico, versátil y duradero, debemos priorizar su calidad, su color neutro y su talle. Por ejemplo, un blazer oversize no es un clásico.

Antes de incorporar la tendencia, tenemos que asegurarnos que contamos ya con un blazer negro, azul o gris oscuro, de morfología clásica. Esto quiere decir, que entalle apenas en la cintura delineando el cuerpo, que sus hombros no sean caídos ni con hombreras, que su largo sea a la cadera y que sus solapas sean de la medida justa acorde al blazer.


Cuando ya tenemos este, podemos empezar a convertirnos en coleccionistas de blazers.

Hoy en día, el infaltable que continúa siendo tendencia, es el oversize con hombreras. Mi recomendación siempre es que lo compren en negro y, luego, se animen a comprarlo en otros colores y variantes.

¿Por qué el primero siempre en negro? Porque es al color que más uso le vamos a dar, sea tanto de noche como de día, sea para un evento formal o uno informal, sea para combinar con un vestido o armar un look con traje.


El negro es un color que nos es fácil de combinar con cualquier otra prenda que ya usemos. Esto es algo importante a tener en cuenta ya que un blazer de calidad no es algo barato. Incluso, se nota fácilmente a la vista cuando el tejido no es bueno ni duradero. Por ende, si vamos a invertir en una pieza así, lo mejor es procurar que podamos darle el mayor uso posible gracias a su color, forma y tejido.

Si queremos incursionar en el viaje hacia los abrigos de color, el blazer es una gran forma de hacerlo. En primer lugar, no es una prenda tan cara como puede llegar a ser un tapado de color más invernal. También, el blazer es un abrigo ideal para cualquier estación (lo usemos solo o combinado con otras capas de abrigo).

A continuación les dejamos unos tips para comprar blazers de color según el tono de piel. Al ser una prenda que está muy cerca de la cara, esto es una guía que puede ser de gran ayuda.



PIEL OTOÑO

La piel otoño está entre lo cálido y lo neutro. Su base es amarilla y brilla al usar colores fuertes de tonalidad dorada. Un dato importante es que carece de color en las mejillas.

Si este es tu caso entonces el blazer marrón es una apuesta asegurada. Los tonos de marrón recomendados son el oscuro y el camel. También podés animarte a un blazer verde seco, bordeaux, vino o, incluso un naranja no muy saturado.


El tejido ideal para estos colores es algún corderoy o terciopelo. Cualquier color cálido te favorece, y la siguiente es tu paleta:



PIEL PRIMAVERA

La piel primavera es luminosa cálida con un toque dorado. Brilla al usar colores suaves, delicados o pasteles, siempre con tonalidad amarilla. Es la piel más delicada de todas, se pone roja con facilidad a pesar de poder broncearse, y las pecas son muy usuales.

Si esta es tu piel, el blazer ideal sería uno en color beige o rosa. Si te animás un poco más, los turquesas o verde agua también son grandes aliados. Cualquiera de éstos es una gran opción para levantar un conjunto básico de remera blanca + jean y zapatillas. Los colores de la siguiente paleta te quedan, también, a la perfección:



PIEL INVIERNO

Las pieles invierno son aquellas que denominamos aporcelanadas. Tienden a ser blancas-rosadas, beige, aceituna o negra con pecas marrones/tonalidad gris. Brillan al usar colores vivos, primarios o fríos, por ejemplo, negro, azul marino, rosa rojo, amarillo, blanco.

Entonces, a la hora de elegir un blazer de color, la mejor opción es uno en alguna tonalidad fría. Este puede ser gris, fucsia, lila. Una gran idea es animarse a un blazer de satén que de incluso más luminosidad. Los colores que más te favorecen son los siguientes:



PIEL VERANO

Las pieles verano son luminosas y casi traslúcidas con algunos tonos azulados. Brillan al usar colores suaves, fríos, pasteles o azulados. Son personas que suelen nacer con el pelo rubio o castaño y al crecer se les oscurece un poco (siempre manteniendo la tonalidad fría).

Si hablamos de blazers de color… optar por grises claros, amarillos, rosas o celestes pasteles es la recomendación que no falla. Para estas pieles, animarse a un traje de invierno o de verano en estos tonos no falla. Ya sea de blazer + pantalón, o sumándole al blazer una mini o bermudas, un outfit monocromático de pies a cabeza es ideal. Esto se puede combinar con una remera básica blanca y unos borcegos negros o zapatillas clásicas blancas también.


La paleta que favorece a las pieles verano es la siguiente:

Por último, una recomendación para cualquiera. Si elegimos cualquier blazer o abrigo que no corresponda a nuestra paleta predilecta, lo ideal sería equilibrarlo con algunos aros o collar que de luminosidad, o combinar el blazer con alguna polera/remera en el color que más nos favorezca.


(artículo escrito para Lookea)

©2020 by OnlyJustMaria. Proudly created with Wix.com